La bajada del IVA en el cine será una realidad en 2018

Cinco años después de su subida, el séptimo arte está de enhorabuena por el más que esperado anuncio de la bajada del IVA, que supondrá la reducción de un euro en las entradas de cine.

En la actualidad, la industria cinematográfica era la única afectada por la subida del impuesto al valor agregado cultural, del 8 al 21%, aprobada en 2012 por el Gobierno de Mariano Rajoy. El pasado mes de Junio, se produjo una reducción del impuesto al 10% para los espectáculos en directo, excluyendo de esta bajada a la exhibición cinematográfica y provocando así las protestas del propio sector.

Tras la gran decepción que ocasionó el anuncio de que el sector cinematográfico no sería beneficiario de un descenso del IVA Cultural, propuesto exclusivamente para los espectáculos en directo en los presupuestos de 2017, el cine español logrará finalmente en el próximo año 2018 el cumplimiento de una de sus más firmes peticiones.

El Ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha confirmado que el proyecto presupuestario para el 2018 incluirá una bajada el IVA del cine del 21% al 10%. “Creo que es una buena noticia. La cultura es algo que disfrutamos todos y nos hace felices”, afirmó el portavoz del Gobierno.

El presidente de la Confederación de Productores Audiovisuales (FAPAE), Ramón Colom, ha afirmado que los espectadores serán los mayores beneficiarios de la bajada del IVA del cine al 10 por ciento, desde el 21% que encarecía la actividad desde 2012.

“Me gusta que el Gobierno cumpla; ellos habían dicho que lo harían y ahora se abren unas expectativas buenas, pero sobre todo para los ciudadanos a los que les gusta el cine”, ha declarado Colom en conversaciones telefónicas a Efe.

Según un estudio realizado a principios de año por Facua-Consumidores en Acción en cincuenta capitales de provincia y las dos ciudades autónomas de España, determina que el cine más caro se sitúa en Barcelona con un precio que alcanza hasta los diez euros por cada entrada en fin de semana. Por el contrario, las localidades de cine más baratas se encuentra en Santander, con un costo de cuatro euros.

El importe medio para asistir al cine en fin de semana es de 7,24 euros. Si se aplican las promociones o tarjetas de fidelización, la entrada desciende a una media de 6,41 euros. Se espera que, con la nueva bajada del IVA, en 2018 éste sea el precio generalizado. Se trata de una demanda que tanto partidos de la oposición, como el sector cinematográfico y asociaciones de profesionales, llevan realizando desde 2012.

Menú de cierre
Cerrar panel